Sentimiento outlander, y sudamérica como un objeto del deseo

El vivir sin una estúpida razón, frase que deambula en un innumerable fila de rostros en nuestro país, hay una sensación que se estanca en el ambiente: -no tienes opciones-, es un reducto intraspasable, una pared circular, programática, que nunca termina por desvanecerse. Mi país, México, es un territorio de gran cultura tangible, pero dejada a su suerte, nuestra historia nos vapulea en un estertor sistemático, y en un precavido caminar, siempre da preguntas sin respuesta. La cultura general es fácil, demasiado, grupos que atajan los cotos de poder en cualquiera de sus presentaciones ya se han estancado en un ambiente cómodo, sea una institución, empresa, una escuela y en el último de los casos: un individuo.

Vivir en esta costumbre personal, permitía el evadirme  (era nada más un ejercicio creativo) al escribir algunos cuentos, algunos ensayos, artículos, a la vez de leer algunos libros que me permitían ver en palabras parte de nuestra idiosincrasia como mexicanos: Paz y el laberinto de la soledad, Fuentes y las buenas consciencias nos daban un avistamiento parcial de la sociedad mexicana, Monsivais y la parte complicada del leernos, pero nunca terminaba por estar satisfecho.

En la parte pop o masiva ni se diga, no había un dejo para siquiera sentir alguna identificación con lo que estaba pasando.

Ante esta introducción, en su momento, hace 7 años, descubrí un CD por azares de una necesidad inconsciente. El álbum tiene a bien llamarse Outlandos of America, un tributo latinoamericano a The Police, y ahí, al escucharlo encontré voces que en México no tenían eco en cuanto a una identidad latina. Músicos de Puerto Rico, Colombia, Venezuela, Argentina, Brasil tenían a bien contar en un sentido sudamericano (bastante capaz) este sentimiento outlander de emigrar, estaba intrigado.

México y sudamérica, tan lejanos en los trazos latinos ¿qué pasa?, y muchas preguntas surgían por la falta de exportación de mexicanos por aquellos lares, y sí, mucha importación de hermanos sudacas, respuestas iban, venían: México es un lugar estratégico en cuanto negocios internacionales por su ubicación, en nuestro país circula mucho dinero en cualquiera de sus presentaciones: informal, formal, corrupta. Abrimos las puertas de par en par cuando se tratan de emigrantes trabajadores, académicos e investigadores, puestos de importancia y becas son un bálsamo para personas que buscan abrirse en un mercado poco competitivo.

Lapsus Consciente

Lo que sí, es que cabe mencionar el racismo con el que tratamos a los inmigrantes centroamericanos, ahí si vamos con todo, nuestros complejos van directo a todo compa que cruce por nuestro país, en algunos lugares llegan a niveles de esclavitud para sobrevivir.

El Villela quiere encontrar lazos, conocer, ver, oler aquellas latitudes y se inventa un proyecto, él cual se presentó en MTV, no sucedió. Los años sí sucedieron y  tuve a bien conocer a algunas personas de aquellas latitudes, y sin más empezó una retro-comunicación algo ingenua de mi parte (en ese momento), el conocer a Charly García, Fito Paéz, Luis Alberto Spinetta, Bersuit, Sidestepper, Lucybell, Los Tres, Desorden Público, Catupecu Machu, sin duda, era un encuentro refrescante, tanto o más como cuando conocí el rock en español en los ochentas. Mientras tanto, las pláticas acerca de los manitos(mexicanos) eran del diario y trataba de lucubrar una idea parcial de lo que nuestros vecinos tienen bien a conocer de nosotros.

Todo iba pasando de la manera más normal posible, descubriendo opiniones, ideas, me di cuenta que los mexicanos somos amables, fiesteros, machos, pero siempre vivimos encerrados en nosotros mismos, no salimos del país más que por placer, o migramos para trabajar en Norteamérica en los empleos más extremosos,  faltos de una cultura general media, no podemos competir con la gente de otros países, hacemos estupendos negocios pero sin incentivar la tecnología, vendemos y maquilamos industria de otros países y para otros países.  Los pocos creadores o inventores, salen del país y sobresalen. Al final, siempre caemos bien, es el dejo del Chavo del Ocho, de Cantinflas y de Pedro Infante, pero no hay una interacción o lazos fuertes, somos desprendidos. Sin poder generalizar, estos tópicos eran las conclusiones de las pláticas de superficie.

Era tan grande la disposición por conocer otras latitudes y entender el porque García Márquez, Borges y Cortázar podían escribir de tan acertadas maneras, que en su momento, las dudas ya eran opción múltiple gracias a una serie de conversaciones epistolares binarias, donde la cultura latinoamericana y las idealizaciones personales eran cosa de todos los días, y al final, sin pretender ya estaba Bogotá.

Tinto amarrado

Es el tinto apagado de mañana, es aire fragante,
la idea de la quinta Bolívar adelante.
Aire tragado, salpicado de tierra verde,
encimado de niebla, trazado en la esquina doblada,
tinto marcado para no salir, amarrado,
ciernes en cadenas, es esta tu mirada Bogotá.

Tinto enjuto, atascado, es tu boca sonora,
sienes encañonadas de pasado,
te quedas, te abrazas, no ríes,
tan delgada, tan transparente tu lluvia degradada,
te hartas, te colmas, no sueñas,
es tu boca , tinto, la que no habla.

Tinto cerrado, apresurado, es la cadera trazada,
aroma que se pierde en la cordillera,
caen las gotas delgadas en tu caballera,
está cansada nuestra historia, entintada,
mirada con mujer taciturna, te recorres sin nada.

Este texto amarrado lo escribí sentado en un parabus de la calle Carrera 7 en frente de la Universidad Javeriana, corría el año 2006 y Bogotá me resultaba una ciudad con personalidad, construida a base de ladrillo rojo que se mueve llena de temperamento, y entendía el por qué tenían que escribir y crear de esa manera: hay historias de ausencia en muchos rincones sudamericanos, y en ese momento, conscientemente ya estaba viviendo en una. Sin darme cuenta, estaba madurando en otro país.

Posted in

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s