La rebeldía ¿rápida? y ¿más furiosa?

Después de años de inútil resistencia, me alcanzó la secuela número ocho de la marca Rápido y Furioso, terminé de verla, sí, pude ir más allá de mi ego, de mi sobrada presunción. Empecemos, el personaje principal (Toretto interpretado por Vin Diesel) con ideas morales y éticas más allá de las corporaciones o del estado, es un rebelde aplaudido por su conocimiento y destreza automotriz, un ejemplo de una anarquía válida, cool.

Toretto un rebelde con causa, un loco que vela por la seguridad mundial. No sé, creo para conseguir un líder así, primero hay que votar en una frágil democracia.

La idea de empezar con una carrera en la Habana, Cuba, donde el Che observa como sus ideas se caen a pedazos, a un lado del Capitolio, en medio del Malecón, ante el fantasma inútil de Fidel, ya me daba directo en al sien. Después Berlín, la seguridad alemana es débil, los estadounidenses saben que hacer en la tierra del euro, saben como negociar y hacer trizas cárceles de máxima seguridad. Así, para después confrontar a los rusos en medio del terrorismo tecnológico y de largo alcance, donde todos corremos el riesgo de un ataque, todos.

El asiento del cine ya me era indiferente en medio de la vorágine de la sin razón.

Los personajes principales, sean norteamericanos e Ingleses dan lo mejor de sí para frenar la idea armamentista de una hacker llamada Cipher (Charlize Theron) ante la nulidad y paralización rusa para defender sus armas nucleares. Claro, es un cuento que de tanto contar durante décadas ya me resulta verdadero en una película de ficción.

En el plano de la producción y del guión sobresalen las ideas exorbitantes que dan en medio del ser psicópata y del romper las reglas para conseguir objetivos patrióticos, persecución tras persecución no existe un atisbo de realidad corriendo por las venas de los personajes o los parajes presentados. La exageración al servicio del drama, al servicio del grito en la sala: – Maldita- que le inquieren al personaje de Theron, y claro, a mi risa sin previo aviso.

La validación de la violencia en medio de tiempos de guerra y normalización del narcotráfico habla de un ambiente donde la risa por matar va más allá del humor negro. Triste, se ha cambiado un pastel en la cara por la muerte fácil, anónima.

En la justificación del entretenimiento, Hollywood lleva más de un siglo haciendo lo mismo y siempre generando el mismo resultado, no está por demás establecer que cuando el éxito en taquilla es la finalidad y se consigue, la fórmula debe repetirse, y rápido y furioso lo logra aún después de ocho entregas.

Si estás buscando transgresión en ésta película, no lo hagas, si buscas ser compañía de tu sobrino, ve y descansa un poco de ti mismo, podrás disfrutarlo al verlo sonreír aunque no sepas por qué.

charleze-theron-as-cipher-in-the-fate-of-the-furious.jpg

Posted in

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s