Un crimen, tres anuncios

Un reflejo actual, una luz en medio de la sala de proyección, y comienza una historia con imágenes de tres anuncios espectaculares olvidados, vacíos, con la palabra vida en sus estructuras oxidadas, y agradezco que en medio de todas las películas nominadas por los grandes premios de festivales y entregas de premios pudiera encontrar ésta historia escrita y dirigida por Martin McDonagh, ‘Tres anuncios por un crimen’, la cual, tiene 7 nominaciones las Óscares, y dirán ¿por qué?

Sin spoilers les diré que el hecho de que el director y guionista tenga escuela teatral se nota en cada una de las secuencias, donde las interpretaciones actorales llevan de manera “diferente” y “sin ataduras” un guión bien logrado, con cambios emocionales de un segundo a otro, que sin duda, lo hacen un proyecto entretenido.

Un gran director debe ser un gran titiritero y el señor Mcdonagh tiene ese don, la historia se dispara de un acto violento: el homicidio de una joven, casi imperceptible, con la violencia que se normaliza en cualquier latitud y una madre, el personaje de Frances McDormand que le hizo ser acreedora al premio como mejor actriz del SAG Awards, tiene la fortaleza de poner la muerte de su hija en el foco de atención en la prensa y en su pequeña ciudad en medio de un Missouri decadente, donde nuestra naturaleza humana se presenta en medio de actos de locura así como de situaciones increíbles, que dan a este proyecto fílmico una gran halo de personalidad.

Un gran director debe ser un gran titiritero

A pesar de que la historia se sitúa fuera la vorágine tecnológica, es una muestra de lo que una persona puede lograr sabiendo utilizar los canales de comunicación adecuados para atraer la atención, como en el caso de Marco Antonio Sánchez (3 febrero 2018) que ha salido a la luz gracias a que su amigo logró estar con él en su momento de detención y pudo compartir con los padres del joven así como en la web, el “hecho”, el “acto” de terror y coloca a nuestras dependencias oficiales en un punto donde no hay regreso, así como en la película, donde la locura y la brutalidad son tan reales, y están tan cercanos, que ante casos así, debemos saber de que lado estamos.

‘‘Three Billboards Outside Ebbing, Missouri,’’ 2017.

Posted in

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s