Ni modo, la palabra whitexican se la tiene que comer

La idea del privilegio en México es un elemento que no entraba en el debate nacional por una especie de cortesía moralina, existían algunos esfuerzos académicos, literarios, los cuales, estaban perdidos en la inútil pero majestuosa opinión pública, y es que sin darnos cuenta, persiste una normalización clasista desde la conquista, sí, es un tufo normalizado, en dónde el color de tez sigue marcando una diferencia, en un sistema de castas que envuelve a toda Latinoamérica.

En entrevista de la BBC:

«Es el orden con el que se gobiernan las Indias. Los españoles conquistadores no vienen a trabajar, vienen a que los indios y los negros trabajen para ellos», Federico Navarrete, doctor en Estudios Mesoamericanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Hablamos claro, de un privilegio, que, con el seguir de los años se estableció como un sistema arbitrario, nebuloso en ocasiones. Querer ver una diferencia dónde a veces no la había, o no verla como idea arbitraria.

«Antes que nada es un sistema de dominación política y económica. No son prejuicios raciales, porque las castas no son razas, no hay que confundir eso», menciona Navarrete en la misma entrevista.

No confundamos, en algunos casos no hay cultura del esfuerzo, hay valentía individual, fuerza espiritual, decisión inquebrantable, hablamos de Benito Juárez, Emiliano Zapata, Vicente Guerrero, el EZLN, el mismo López Obrador, dónde si revisamos con atención, cada uno en lo individual o en lo grupal, en su momento rompieron las paredes sociales que les rodeaban apuntalando a que visibilizará el «clasismo» ya que en los asuntos de poder político, la diferencia radica en el que para quién trabajas o a qué grupo perteneces, como en la película Django Unchained, donde el personaje de Samuel L. Jackson (Stephen) es un líder ambivalente:

«El personaje de Stephen es quizá el más arriesgado, complejo y fascinante que ha creado hasta ahora Tarantino. Incorrecto en grado sumo porque coloca a un negro que usa y se beneficia del sistema esclavista y porque desplaza parte de la maldad que corresponde por derecho al hombre blanco»

Absence, Sr Ausente

Ninguno de los personajes que menciono tiene esa ambivalencia, y la diferencia con otros líderes con causas similares es que ellos lograron trascender gracias a su origen, cuya catarsis los empujó a realizar encomiendas llenas de locura e inimaginables para poder sobrevivir.

El que se plantee el debate en las redes sociales, en las mesas de discusión, en entrevistas, artículos, establece el despertar de un fantasma adormilado durante siglos, que se crispa a la menor provocación, donde los bandos contrarios se acusan del porqué de la costumbre clasista. El replanteamiento a partir de lo social es un buen ejercicio que nos va a llevar décadas para poder establecer nuevas reglas, derechos, obligaciones a partir de la violencia normativa, laboral y social que persiste en la actualidad.

La idea del #Whitexican es nueva, es una palabra fuerte, que ha logrado colocarse para poder señalar la idea del privilegio y ya no va a desaparecer, es una palabra que se la tiene que comer después de cinco siglos de hacer lo que le venía en gana, aunque no haya existido, era en el inconsciente, es.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s