Los Yonic’s, un soundtrack sin razones

Al leer de la muerte José Manuel Zamacona, líder y front man de Los Yonic’s no pensé en escribir de él en particular, no soy conocedor de la música romántica mexicana, la cual fue muy importante en los setentas y hasta los noventas en nuestro país, más bien mi necesidad era ir desglosando los recuerdos sonoros en ambientes particulares donde recuerdo haberlo escuchado, como ejercicio de memoria, sin afán, solo escribir y ver dónde me llevaban las vivencias.

Empiezo, me ubico en un cuarto de servicio sentado con mis hombros sobre una cama limpia, olía a ropa recién planchada, a suavitel caliente impregnado en las playeras, sábanas dobladas, olores muy presentes, olores encerrados, ya que si no mal recuerdo el cuarto de servicio estaba en una azotea y el cuarto tenía una ventana pequeña muy pegada al techo. Ropa de trabajo, de aseo, colgada en el closet pequeño y un crucifijo en la pared, arriba de la cabecera de la cama, una imagen de Jesús. Estaba esperando, y en una radio portátil, escuché a Los Yonic’s con «Y Te Amo», pero no es un asunto menor, ya que así sucedieron Los Temerarios, Los Bukis y tantos más. Podría ser cualquier día, a cualquier hora, y ya había encontrado una pieza importante en el rompecabezas de la cultura nacional de los últimos años.

También su logo característico pintado sobre las bardas que acompañan los caminos al interior del país, anunciando sus presentaciones en los poblados de la región, mientras yo veía el paso del tiempo en los viajes familiares, sentado siempre en la ventana del auto con la esperanza de poder encontrar una razón para estar ahí.

Entonces viene a mi mente, una rockola de casetes en alguna gasolinera de carretera, en esas tiendas con paredes blancas largas, anchas, baños al fondo, con grandes espacios en medio sin utilizar, estantes viejos con los dulces típicos de la región y las canciones de Los Yonic’s como marco de transportistas, de familias de paso. Música en segundo plano pero muy presente siempre para dar un sabor particular a esas situaciones sin importancia, pasajeras.

Lo que veo, ahora que escribo, es que en las últimas cuatro décadas, Los Yonic’s s son un claro referente de la cultura popular nacional, hablamos de millones de personas transitando con sus letras y su iconografía, con «Palabras Tristes» nos empezamos a despedir de ese halo romántico impregnado de suavitel y carreteras personales.

 

Posted in

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s